¿Qué tanta relación tienen tus pensamientos con tu comportamiento?

¿En algún momento de tu vida haz hecho un alto para identificar qué calidad tienen tus pensamientos?

Son dos preguntas sumamente interesantes, que sin duda nos permiten ubicarnos en una situación de auto juicio, y las respuestas que encontremos nos darán una visión distinta a la que tenemos, tomando en cuenta que dichas respuestas serán derivadas de una introspección adecuada, en donde nos daremos la oportunidad de analizar nuestras necesidades. Las emociones, los pensamientos y las conductas son tres conceptos que están interrelacionados y no pueden existir sin la influencia de los otros, visto desde un enfoque holístico, se definen como indivisibles.

Es necesario entender que nuestros pensamientos provocan sentimientos y actitudes que mueven nuestras conductas, y como humanos es común que desarrollemos una tendencia a dimensionar de manera subjetiva el impacto que tienen estos procesos en nuestra vida diaria. Es curioso observar que cuando tenemos pensamientos irracionales paradójicamente nos sorprendamos porque nuestro actuar es negativo, y con esto llegamos a un punto de lógica, que es necesario que entendamos, ya que nuestras acciones serán directamente proporcionales a nuestros pensamientos. Es indispensable entonces, comprender que la directriz de nuestro comportamiento es totalmente derivado de lo que pensamos, y bajo este concepto se definirá la relación con uno mismo y con los demás.

Considerando lo anterior, cobra demasiada importancia el enfoque de la Psicoterapia cognitivo conductual, que al día de hoy es un enfoque de los mas utilizados, debido a su efectividad y el impacto positivo que encuentran los pacientes bajo esta herramienta terapéutica. Dentro de los beneficios brinda avances importantes y cambios significativos en los que se atienden, tratando una amplia gama de trastornos emocionales, y que aunado a esto, también ofrece procesos con un número reducido de sesiones, que genera aún mas atracción para todos los involucrados en dicho proceso. La Psicoterapia cognitiva conductual es una herramienta de las llamadas terapias breves.

Así pues, con esta información pretendo dejar abierto el espacio para que este enfoque sea considerado como una opción importante en la atención y tratamiento a nivel psicológico.