La ficción alemana que desembarcó en diciembre de 2017 en Netflix fue poco a poco conquistando regiones, hasta que tomo la dimensión de una serie mundial. La temática de viajes en el tiempo y dimensiones con otros mundos, parece volver a estar en la gran mesa de las series populares. Dark está cargada de simbolismo y misterio, y  tiene la virtud de hipnotizar al espectador al cual obliga a reflexionar y a buscar explicaciones. Es un gran rompecabezas que presenta una estructura narrativa compleja.

La premisa es simple, en Winden, un pequeño pueblo alemán, cuatro familias se sumergen en la búsqueda de un niño que ha desaparecido de forma misteriosa. Entonces, descubren que los acontecimientos abarcan diferentes generaciones. ¿Pero qué factores jugaron un papel central en que la serie sea tan exitosa?

No es donde sino cuando

La duración del formato y la macro estructura de un argumento sólido y cerrado es uno de los aciertos. Los autores y creadores de la serie Baran Bo Odar y Jantje Friese tenían muy en claro el viaje dramático que debían ofrecer al público. Y quedo claro que, tanto en la trama como por fuera de la misma, los guionistas utilizaron y manejaron a la perfección el tiempo. “Esta historia se desarrollará en tres temporadas y ni una más”, así lo anunciaron al comienzo de la primera temporada, prometiendo el futuro cierre de lo que hoy pudimos disfrutar.

Claro que marcamos esto del manejo de tiempo por fuera de la trama de la serie,  porque uno no puede dejar de establecer contacto con otras series del mismo género fantásticos que han llegado a tener críticas por el mal manejo de los tiempos al resolver tramas. Series de difusión mundial como “Lost” donde muchos seguidores fueron decepcionados porque ciertos elementos dramáticos fueron estirados y nunca tuvieron su cierre o incluso una serie épica como “Game of Thrones”, donde le tiempo les jugo en contra y para muchos fans, cerro de manera precipitada ciertas historias. Como verán estamos haciendo hincapié en el “tiempo” en distintas capas del producto.

Para la psicología, el tiempo es un elemento verdaderamente significativo, ya que la percepción de cómo difiere o respondemos a ello es particularmente individual. La manera en que manipulamos el tiempo nos hace únicos. No sólo los sucesos acontecidos, sino la permanencia y recuerdo de los mismos repercutirá en nuestra conducta.

Desde el psicoanálisis, el concepto freudiano de huellas mnémicas se refiere a la manera en que se inscriben ciertos acontecimientos en nuestra memoria. Registro corporal de nuestras vivencias. Estas huellas se depositan en nuestro aparato anímico, persistiendo de manera permanente. Desde esta lectura un recuerdo es susceptible de ser reactualizado cuando se encuentra en un determinado contexto. Nuestras experiencias emocionales nos atraviesan desde el inicio de nuestras vidas, acompañados por la intervención de nuestros sentidos, dejando una huella incipiente en nuestra historia.

Tramas y agujeros gusano

Ahora bien ¿Pero por qué atrapa tanto los espectadores esta serie? La clave radica en la estructura narrativa de la trama y en la construcción de los personajes; y ambos ejes tienen foco directo con la psicología y el tiempo.

Tiempo, espacio y finitud. Ciclos, y el tic-toc que resuena en nuestras cabezas anunciando los segundos muertos. Los mundos sincronizados y apunto de explosionar, es lo que sucede en cada mente de los personajes también. Como un cuento escrito por Dickens, Pasado, presente y futuro, se entremezclan y dan un entretejido, complejo, como el engranaje mismo de la mecánica de un reloj.

Una de las bases sobre las que se asienta el argumento de la serie es la de poder viajar a través del tiempo mediante los agujeros de gusano. Einstein y Rosen formularon una hipótesis teórica en la que los universos estuvieran conectados (núcleo de un agujero negro) para que fuera posible viajar en el espacio-tiempo.

Todo esto es posible gracias a la tecnología de una máquina del tiempo y de la cueva de Winden; Y como marcamos anteriormente, la teoría de los agujeros negros sirve para establecer la estructura narrativa y dramática de la serie, la cual se desarrolla en diferentes líneas narrativas: 1921, 1953,1986, 2019 y 2052. Dimensiones encadenadas, que hacen que el espectador sea activo, y tenga la tarea de ir conectando cada eslabón en las tramas.

De dimensiones y Personajes

Cuando se construye un personaje se tiene en cuenta ciertos elementos, como la dimensión social, la física y la psicológica, entre las dimensiones más importantes, y en esto la serie nos da una clase magistral en la composición de los protagonistas.

El adecuado uso de arquetipos y casting, es otro acierto y ha sido fundamental para que los giros de la serie cobren tensión. Allí se presenta también una paradoja y se trabaja nuevas dimensiones de los personajes, la evolución de los mismos a través del tiempo, la curva de transformación y el cambio de las características bases de un personaje atravesado por circunstancias y acontecimientos.

Desde la Psicología, los traumas y sus efectos psicológicos han sido parte de innumerables personajes y sus historias. Un hecho vivenciado como traumático resulta seductor para la gran pantalla, principalmente por su naturaleza inesperada. Acontecimiento estresante, presencia amenazadora, exposición a la muerte.

Para pensar y analizar

En resumen, Dark será una serie de la que hablaremos durante muchos años, un referente en lo que se trata de buenas historias de ciencia ficción y con contexto apocalíptico. Es una serie que te hace pensar y analizar detalladamente todo lo que pasa hasta alcanzar su final, donde esconde la revelación y explicación de los conflictos. Una gran narrativa que resalta la importancia de nuestros recuerdos y su capacidad para evocar emociones similares a las que provocó el suceso en sí mismo.