El tema del bullying así como las estrategias y programas destinados a combatirlo representan temas de plena actualidad. En Chile, desde hace muy poco, se ha instalado de manera experimental el famoso y mundialmente reconocido programa finlandés KiVa. La psicóloga María Daniela Valenzuela, académica de la Facultad de Psicología de la Universidad de Los Andes quien, precisamente, trabaja en la investigación de colaboración internacional entre Chile-Finlandia que trae este programa de prevención del acoso escolar a Chile, nos ha concedido esta interesante entrevista.

1.- Sabemos que KiVa es un programa que se relaciona con el bullying, pero antes de hablar de ello ¿Qué entendemos por bullying?

La definición más utilizada a nivel mundial de bullying es la propuesta por Dan Olweus. El bullying se refiere a aquellas conductas de agresión que (1) tienen como objetivo dañar a otro, lo cual puede ser un daño físico (p.e. patear), psicológico (p.e. excluir), verbal (p.e. insultar), sexual (p.e. molestar por la orientación sexual) o ciber-bullying (p.e. difundir una foto de alguien). El daño que se realiza tiene que ser intencional o con el objetivo de herir al otro. (2) Este fenómeno se da en una dinámica de diferencia de poder, en la cual la víctima siente que no se puede defender ni salir de la situación de bullying. (3) Y, las conductas de agresión tienen que ocurrir de manera repetida en el tiempo. Estos son los 3 elementos principales que conceptualizan lo que es bullying.

2.- Según tu mirada ¿Por qué debemos generar acciones sobre el bullying, qué tipo de consecuencias y secuelas puede llegar a ocasionar que justifiquen la serie de programas e instancias que se han desarrollado para detenerlo?

Desde hace algunos años se viene investigando en el tema de bullying. Hoy en día, sabemos que el bullying puede tener consecuencias negativas para todos sus involucrados, las cuales en algunos casos pueden no solo ser a corto plazo, sino que generar secuelas a largo plazo.

Los estudios muestran que las víctimas de bullying a corto plazo son más ansiosos, depresivos, tienen dificultades para establecer relaciones con otros, mayor presencia de conductas auto-destructivas y mayor riesgo de ideación suicida. Las repercusiones que puede tener el bullying para las víctimas pueden perdurar hasta la adultez. Se ha observado que los adultos que en su niñez o adolescencia fueron víctimas de bullying, pueden presentar mayor riesgo para desarrollar trastornos ansiosos, depresión, trastornos somáticos, ideación suicida, experiencias psicóticas y dificultades para construir relaciones con otros.

Sin embargo, el estar involucrados en situaciones de bullying no solo afecta a la víctima, sino que también a los demás involucrados. Las investigaciones señalan que las niñas, niños y adolescentes que hacen bullying tienen mayor riesgo de presentar problemas conductuales, dificultades para modular sus emociones, mayor riesgo de consumo de sustancias y mayor probabilidad de involucrarse en situaciones delictuales. Y en estudiantes que son testigos de situaciones de bullying se ha observado un mayor riesgo para el consumo de sustancias y mayor riesgo de problemas mentales.

Teniendo en cuenta estas consecuencias en la vida de los estudiantes involucrados, se hace necesario contar con intervenciones que permitan prevenir el bullying en los establecimientos educacionales.

3.- Cuétanos un poco ¿Cómo se origina KiVa?

El Programa KiVa surge en Finlandia por un llamado del Ministerio de Educación de ese país a crear un programa que permita prevenir el bullying y mejorar el clima escolar. El Ministerio de Educación vio los resultados de encuestas que se les realizaron a estudiantes finlandeses, quienes indicaron que no estaban felices en sus escuelas y que eso tenía consecuencias en su salud mental y desempeño académico.

Las Profesoras Christina Salmivalli y Elisa Poskiparta, de la Universidad de Turku en Finlandia, fueron quienes crearon el Programa KiVa de manera que se pudiera prevenir el bullying en las escuelas.

En Finlandia, la educación es principalmente pública, por lo que el programa KiVa, en algún momento, estuvo siendo implementado en alrededor del 90% de las escuelas en Finlandia.

4.- ¿De qué se trata este programa, cómo opera?

El Programa KiVa busca reducir el nivel de victimización que existe en las escuelas, a través de intervenciones que se realizan en múltiples niveles. Las intervenciones del KiVa se dividen en aquellas que son universales y las indicadas. Las intervenciones universales son para todos los estudiantes o para todo un nivel del colegio. En estas intervenciones se incluyen encuestas anuales para saber el nivel de bullying que existe en la escuela; reuniones a principio de año para dar comienzo al programa, estas reuniones se realizan con los estudiantes, apoderados y personal del colegio; posters en lugares de alta afluencia en los colegios; uso de chalecos o algún distintivo durante los recreos, de manera que los estudiantes sepan a quién recurrir y que esa escuela está en contra del bullying. Las intervenciones universales también incluyen talleres en los cuales se trabajan habilidades socio-emocionales a través de discusiones grupales, ejercicios prácticos, juego digital, entre otros.

Por su parte, las acciones indicadas consisten en el trabajo que realiza el equipo KiVa. En el caso de Chile, contamos con la presencia de Equipos de Convivencia Escolar en las escuelas, quienes se hacen cargo de los casos de bullying y pasan a ser el equipo KiVa. A través de un protocolo que utiliza el programa, los encargados manejan los casos de bullying.

5.- ¿Qué elementos diferenciadores tiene respecto de otros tipos de programas que se han desarrollado en contra del bullying?

Este programa tiene varias ventajas. Por una parte, sabemos que las intervenciones que son en distintos niveles y abarcan a toda la comunidad escolar, tienen mejores resultados en cuanto a su impacto. Además, el KiVa trabaja tanto la prevención universal como indicada, de tal manera que se entregan habilidades socio-emocionales al mismo tiempo que se abordan los casos específicos de bullying. Y, el programa está manualizado, los profesores y equipo KiVa cuentan con manuales que plantean los objetivos de cada sesión y las actividades que se realizan durante cada día de taller. De esta manera, se asegura la fidelidad de la intervención, realizando actividades que sabemos que funcionan. Por último, el programa KiVa tiene evidencia a nivel internacional de su efectividad en reducir el nivel de victimización en los colegios que lo aplican.

6.- ¿Qué tan efectivo ha resultado de acuerdo a la experiencia internacional sobre el tema?

Los primeros resultados que se obtuvieron del programa KiVa fueron de Finlandia, en los cuales se demostró a través de un ensayo aleatorio controlado que el programa es efectivo en reducir victimización y agresores, y aumentar habilidades socioemocionales. Esta experiencia se ha repetido en otros países como Reino Unido, Italia, Estonia, entre otros.

7.- Sabemos que hace poco tiempo que este programa está presente en Chile, de manera más puntual ¿Hace cuánto tiempo que se está implementando en Chile y cuál ha sido de ustedes como institución al respecto?

El proyecto de investigación de colaboración internacional entre Chile-Finlandia comenzó el año 2016 y tiene una duración de tres años. Recibe apoyo de Conicyt en Chile y de la Academia de Ciencias en Finlandia. Los investigadores principales son la Profesora Christina Salmivalli de la Universidad de Turku y el Dr. Jorge Gaete de la Universidad de los Andes.

El año 2016 se realizó la validación del cuestionario que se utiliza para medir bullying, y toda la traducción y adaptación del material del programa. A su vez, se reclutaron 39 establecimientos educacionales de Santiago, cuyos estudiantes tuvieran un alto nivel de vulnerabilidad socioeconómica. Estas escuelas fueron separadas en tres grupos, dos de intervención y uno control. De esa manera, el año 2017 se comenzó a implementar el KiVa en Chile en las escuelas intervenidas. Este año estamos implementando el KiVa en los colegios del grupo control, además de las escuelas que lo implementaron el año pasado y quisieron continuar este año.

8.- Sabemos también que, en coordinación con ustedes, el programa se está llevando a cabo en algunos colegios aquí ¿Cómo ha sido la experiencia?

La experiencia ha sido positiva, especialmente el trabajo que se ha realizado con los estudiantes. En la realización de talleres nos hemos dado cuenta de la buena acogida que tienen estas actividades en los estudiantes, además de cómo van aprendiendo y van surgiendo cambios. Hemos visto cambios en algunos estudiantes, quienes han ido desarrollando habilidades socio-emocionales y se han relacionado mejor con otros compañeros. Asimismo, las escuelas nos han dicho que también observan cambios en los estudiantes, por ejemplo avisan más casos de bullying e incluso previenen situaciones que podrían convertirse en bullying, lo cual ha generado que los estudiantes pidan más ayuda a los adultos del establecimiento.

9.- Según tu mirada ¿Qué elementos te han parecido más destacables del ingreso de KiVa al país y qué proyecciones vislumbras?

Creo que estamos en un buen camino en nuestro país. Estamos probando distintas intervenciones preventivas y evaluando si realmente son efectivas en nuestro contexto. Creo que eso es relevante, que tenemos que tener mayor conciencia en invertir los recursos en intervenciones probadas que funcionan. De todas maneras, el ingreso de KiVa nos empuja a seguir en el camino de traer a Chile y adaptar intervenciones y evaluarlas, sobre todo en el ámbito de las habilidades socio-emocionales y la prevención en salud mental escolar. Con Kiva, ¡sabemos que funcionan!

En relación a proyectos, este año partimos con otro proyecto para adaptar y evaluar la efectividad del programa Unplugged en Chile, el cual se enfoca en la prevención del consumo de sustancias en adolescentes. Y creo que seguiremos en ese camino como proyecto de investigación.


María Daniela Valenzuela es Académica de la Escuela de Psicología de la Universidad de los Andes. Psicóloga de la Universidad de los Andes; Magíster en Psicología de la Salud, Pontificia Universidad Católica de Chile. Actualmente, se encuentra cursando sus estudios de Doctorado en la Universidad de Turku, Finlandia. Tiene experiencia profesional trabajando con colegios, y participa en estudios que evalúan programas de prevención de salud mental escolar en Chile, tales como el Programa KiVa (prevención de bullying) y el Programa Unplugged (prevención de consumo de sustancias).

Pueden contactarse con María Daniela a través del correo mdvalenzuela@uandes.cl.