¿Te imaginas vivir en un mundo que no comprendes? ¿No saber cómo relacionarte? ¿No entender a las personas? Es difícil de imaginar, pero esto es lo que viven muchas personas diagnosticadas con Síndrome de Asperger. Hace años que el cine empezó a hacerse eco de este síndrome, y por eso hoy vamos a ver cómo ha sido tratado el Síndrome de Asperger en las películas.

El cine es un arte que además de ser un medio de entretenimiento, es una herramienta muy potente de visibilización, influencia y educación en la sociedad. A través de él se consigue normalizar y dar visibilidad a ciertos síndromes como sería el síndrome de Asperger.

En la actualidad existen más de doscientas películas y documentales dedicados a la temática del autismo. Vamos a ver cómo ha sido representado el Síndrome de Asperger en 2 películas diferentes.

Síndrome de Asperger

Según el actual DSM-5 (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) el Trastorno de Asperger (que estaba englobado en los trastornos generalizados del desarrollo en el DSM-IV-TR) deja de pertenecer a este grupo, pierde independencia y pasa a formar parte de los Trastornos del Espectro del Autismo, llamándose así.

Aún así, las características del síndrome no han cambiado, y por ello vamos a seguir refiriéndonos a él en el presente artículo como “Síndrome de Asperger” (SA).

Características del Síndrome de Asperger

El Síndrome de Asperger es un trastorno generalizado del desarrollo caracterizado por disfunción social, intereses restringidos y comportamientos repetitivos. No se acompaña de retraso del lenguaje, como sucede en otros trastornos generalizados del desarrollo, y esto lo diferencia del autismo clásico.

Aun así, presentan dificultades en la pragmática del lenguaje o lenguaje social, esto es, la capacidad de utilizar el lenguaje apropiado en una situación dada, así como entender las señales del lenguaje social de los demás.

También manifiestan problemas de hipo e hipersensibilidad (p.ej. a los ruidos fuertes, a las texturas de la ropa, a los colores…). En cuanto a su inteligencia, es igual o superior a la media.

El Síndrome de Asperger en las películas

En las películas de los 80 y 90 que tratan el autismo y el SA, se destaca el carácter deficitario del trastorno. En cambio, en las del siglo XXI, se relatan las situaciones cotidianas más diversas que puede vivir una persona con autismo.

En ocasiones, se añade un matiz humorístico, y se destacan las particularidades del sujeto autista o Asperger como conductas exóticas, tal como sucede con el caso Sheldon Cooper, el personaje de la serie «The Big Bang Theory». 

Hemos analizado dos películas cuyo protagonista está diagnosticado de SA:

  • Mary and Max (2009): narra la larga amistad por correspondencia entre un cuarentón judío y obeso de Nueva York, y una niña australiana de ocho años que vive en los suburbios de Melbourne.
  • My name is Khan (2010): Rizwan Khan es un niño musulmán que se crió con su madre en Borivali, Bombay, y que sufre de síndrome de Asperger. Siendo adulto se enamora de Mandira. Después de los atentados del 11-S, Rizwan es detenido como sospechoso de terrorismo por conducta sospechosa, que tiene a razón de su discapacidad.

Análisis de las películas

Vemos como sus protagonistas con SA se asemejan en gran medida a una persona con Síndrome de Asperger, si nos guiamos por los criterios diagnósticos y la literatura científica que trata sobre Asperger.

Pero el cine no deja de ser en cierto modo un espectáctulo, y siempre buscará reflejar las características del Síndrome que más llamen la atención del espectador (p. Ej. mostrar hipersensibilidades en lugar de hiposensibilidades, intereses estrambóticos y excentricos, etc).

Se intentarán exagerar los rasgos para que la historia y el personaje sean más impactantes (p. Ej. aparición de ecolalias en uno de los personajes, rasgo que no es propio del Síndrome de Asperger). Por otro lado, las películas remarcan en sus personajes las características relacionadas con las emociones, la comunicación y las relaciones sociales.

Algunos autores como Lora et al. (2018) afirmaron que en general las películas de autismo no tratan tanto acerca de las causas del autismo sino de la inmersión del sujeto en su entorno, sus tramas familiares y cómo reaccionan a su alrededor ante sus dificultades o sus habilidades especiales. Esto se ve también reflejado en las películas.

Lo que más malestar produce a los protagonistas es el hecho de querer llorar y no poder hacerlo, y también el no poder entender las emociones de los demás.

Reflexión

A nivel social, es importante considerar y apoyar la implementación de políticas de concienciación que aumenten el conocimiento y el respeto por este síndrome. El cine es una herramienta muy potente para realizar dicha misión.

Las dificultades de las personas con SA tienen que plantearse desde un punto de vista empático y constructivo. Si se emplean las intervenciones adecuadas, dichas dificultades pasarán a ser simplemente otras características más de la persona que podrán tratarse y compensarse.

Es importante adaptar no sólo el entorno, sino también ofrecer a la persona mecanismos de afrontamiento alternativos.

Bibliografía:

  • Artigas, J. (2000). Aspectos neurocognitivos del síndrome de Asperger. Revista neurológica clínica, 1, 34-44.
  • Murza, K. y Nye, Ch. (2013). Pragmatic Language Intervention for Adults With Asperger Syndrome or High-Functioning Autism: A Feasibility Study. Contemporary issues in communication science and disorders, 40, 85-97.
  • Lora, Mª.E., Tendlarz, S., y Beltrán, M. (2018). Narraciones y estudio de autistas a través de medios audiovisuales. Ajayu, 16(1), 1-11.

Referencias cinematográficas:

  • Coombs, M. (Prod.), Elliot, A. (Dir.). (2009). Mary and Max [DVD]. Australia: Melodrama Pictures.
  • Johar, K., Khan, G., Khan., S. (Prod.), Johar, K. (Dir.). (2010). My name is Khan [DVD]. Índia: Red Chillies Entertainment y Dharma Productions.