En la última publicación hablamos sobre el Trastorno Orgásmico Femenino (Anorgasmia: posibles causas y tratamiento), y hoy hablaremos de este mismo trastorno, pero cuando tiene lugar en el sector masculino…

Siempre que pensamos en cuáles pueden ser los problemas sexuales masculinos más frecuentes se nos viene a la cabeza la Disfunción Erectil o la Eyaculación Precoz, pero lo cierto es que también existen otras alteraciones, quizás menos populares, que pueden interferir negativamente en la vida sexual masculina.

El Trastorno Orgásmico Masculino podemos encontrarlo denominado también como Eyaculación Retardada. Esta tiene lugar cuando se produce, en la mayoría de los encuentros sexuales (75-100% de las veces), un retardo marcado de la eyaculación (sin ser este retardo deseado) o una ausencia/infrecuencia importante de eyaculación. Para llegar a este diagnóstico, es necesario que esto haya persistido durante unos 6 meses y no debe explicarse por alguna alteración grave o por los efectos de alguna medicación o droga.

Como causas orgánicas, existen algunas enfermedades neurológicas que pueden ser la base de esta alteración. Pero una vez que hemos descartado la causa biológica, que además suele ser la menos frecuente, es importante evaluar nuestro estado a nivel psicológico. ¿Cuáles pueden ser las causas psicológicas que explicarían el Trastorno Orgásmico Masculino?

  • Problemas relacionados con el deseo sexual. Hay casos en los que, aunque inicialmente se consiga fácilmente una excitación inicial, existen problemas de interés en mantener relaciones sexuales.
  • Ansiedad o miedo, emociones muy ligadas a la creencia de que no se va a agradar o satisfacer a la pareja.
  • Problemas en la relación de pareja. Si existe alguna hostilidad o rechazo hacia la pareja sexual, puede darse la aparición de este tipo de inconvenientes.
  • Excesivo autocontrol de las sensaciones. Perseguir, casi a nivel obsesivo, controlar la situación al milímetro puede ocasionar un episodio de eyaculación retardada o ausente.
  • Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Ligado a lo que comentamos en el punto anterior. Además existen TOCs específicos (obsesión con la limpieza o el contagio de gérmenes, por ejemplo) que pueden hacer de las relaciones sexuales una misión imposible.
  • Educación sexual estricta. O más bien haber vivido el sexo como un tema tabú del que no se debe hablar o tratar con naturalidad. La creencia de estar haciendo algo malo o poco adecuado puede interferir en nuestras reacciones físicas, pudiendo ser el retardo de la eyaculación una de dichas reacciones.
TRATAMIENTO

En primer lugar, es necesario realizar una evaluación exhaustiva en la que se consiga conocer cuáles son las posibles causas que pueden estar ocasionando la Eyaculación Retardada. En la mayoría de los casos, el Trastorno Orgásmico Masculino viene causado bien por la necesidad de control o bien por la distracción o falta de atención. En ambos casos está ampliamente recomendado el método de la autoimplicación, por el que se realizarán una serie de ejercicios, tanto individuales como en pareja, para solucionar este problema.

Y, como decíamos en el caso de la Anorgasmia (https://psiconetwork.com/anorgasmia-posibles-causas-y-tratamiento/), nuestra recomendación es dejar a un lado el miedo o la vergüenza y, si se considera necesario, buscar ayuda profesional ante estos problemas para así empezar a disfrutar de tu cuerpo y tu sexualidad.