Esta semana tuvimos la oportunidad de conocer algo sobre la realidad del quehacer de psicólogos y psicólogas en las unidades de psiquiatría en hospitales públicos en Chile. El psicólogo chileno Osman Castro, Magister en psicología clínica y psicoterapia, nos habla de ello, desde su experiencia en la unidad de psiquiatría adulto del hospital San Borja Arriarán ubicado en la comuna de Santiago, Santiago de Chile. Les dejamos con este interesante relato.

1.- De manera general ¿Cuáles son las funciones que un psicólogo clínico debe cumplir en el hospital?

Depende del área donde se trabaje, en el sector donde me desempeño se divide en tres partes. Policlínico, Corta Estadía y Hospital de Día. Actualmente trabajo en el área de Policlínico donde se trabaja con casos crónicos y ambulatorios. Los principales son  usuarios son esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión refletarías. Y evaluaciones psicológicas y neurocognitivas.
2.- ¿Hay alguna obligación relativa a la utilización de ciertas perspectivas teóricas o protocolos para la atención en el hospital?

Sí así es, existen protocolos de trabajo específico a cada una de las patologías establecidas, cabe mencionar que esto protocolos son de fácil acceso por si algún colega los quiere ver, aparecen en la página del servicio de salud central.  Desde las teorías por lo general se pide trabajar más desde lo cognitivo conductual. Sobre todo con personas que necesitan indicaciones del tipo más concreta y dirigidas como en el caso de  esquizofrenia, por ejemplo.

Sí se pueden trabajar desde otros modelos (teóricos y procedimentales) siempre y cuando estén acorde a las capacidades del usuario. En lo personal, me gusta trabajar desde área de la narrativa con algunos usuarios analizando sus propios discursos. Lo que sí, no se debe trabajar con técnicas de imaginerías debido a la naturaleza de la mayoría de los usuarios que en vez de ayudar se volverían más complicaciones. Pero existe la apertura de poder trabajar sin un modelo determinado tan rígido.   

3.- ¿Cuánto tiempo dura una sesión de psicoterapia en el hospital?

Por lo general, controles y psicoterapia son de 45 minutos aproximadamente y las evaluaciones de 1 hora aproximadamente. Pero también va a depender de la sesión y de la necesidad presente del usuario.

4.- ¿Cuánto tiempo tiende a durar un tratamiento?

De hecho se supone que hay un límite de 10 a 12 sesiones, que están definidas por las canastas de prestaciones. Pero aun así hay procesos que son más largos y se hacen más sesiones.

5.- ¿Cuántos pacientes debe atender al día?

Tenemos una cantidad de usuarios que se nos dan programadas anualmente, la cual se dividen de manera que se hagan los cupos necesarios semanales y diarios teniendo un aproximadamente de usuarios diarios en box de entre 5 a 6 aproximadamente. Además, dentro de ese horario semanal se dividen horas de trabajo en equipo, evaluaciones, realizaciones de informes, las devoluciones en las fichas electrónicas  y reuniones de estamento entre otras labores administrativas.

6.- ¿Qué efectos ve usted que provoca la atención en salud mental en los pacientes que asisten al hospital donde trabaja?

Es más complejo, ya que en algunos casos cuesta que se vean cambios por la cronicidad de sus cuadros. Se puede ver como se baja su propia ansiedad y temor. Le ayudan a algunos ser conscientes de sus propias problemáticas en la medida de sus posibilidades. También las entrevistas con sus familias sirven de referente, ya que, ellos los ven en el diario vivir de cada uno.

7.- Según su visión ¿qué características debe tener un psicólogo o psicóloga para desempeñarse adecuadamente en un hospital como en el que usted trabaja?

Muchísima paciencia y harto manejo de sus propias frustraciones ante usuarios que abandonan; dejan de venir, reaparecen, con sesiones donde se muestra algún tipo de avance pero a la sesión siguiente es todo de cero. Se necesita de una capacitación constante. Y con lo anterior, mantener conocimientos lo más actualizados posibles.

8.- ¿Qué desafíos advierte usted que debe enfrentar la atención hospitalaria en un recinto como el suyo?

Uno de los más importante desafíos que se advierte es la posibilidad de un cambio de la psicología clínica de hospital normal, como la conoces o hemos escuchado, para pasar a una clínica pero con un corte más comunitario en donde las intervenciones no sólo serían en box sino que, directamente, en el ambiente donde se mueve el usuario, siendo ésta una manera más clara para poder entregar la ayuda necesaria a quienes lo necesitan.

A Osman Castro lo pueden ubicar en el siguiente email: psi.osman.caval@gmail.com.