Recientemente la psicóloga Silvia Muñoz, autora de numerosos artículos para nuestra revista, respondió a nuestra inquietud sobre qué es y de qué trata la psicoterapia online y, aprovechando que también tiene experiencia en psicoterapia presencial, le pedimos que nos hablara sobre las diferencias y similitudes entre estas maneras de hacer terapia. Se trata de un tema contingente y muy interesante de cara al público interesado en la psicoterapia online como, así también, para aquellos profesionales que se estén planteando la alternativa de atender de manera remota.

1. De manera muy general, ¿en qué consiste una psicoterapia de tipo online?

Este tipo de psicoterapia es aquella que se lleva a cabo digitalmente, es decir, terapeuta y cliente/paciente se encuentran en diferentes lugares del país e, incluso, del mundo y pueden, a través de las ventajas que nos proporciona la red, seguir un tratamiento o intervención del mismo modo que se realiza de forma presencial. Gracias a las plataformas existentes habilitadas para la realización de videoconferencias, bajo esta modalidad de terapia, acudir a una cita con el psicólogo es tan fácil como estar conectado a la hora y día previamente pactados.

2. ¿Cómo hace un cliente/paciente para coordinar una entrevista bajo la modalidad online?

Existen muchos portales de Psicología Online que ofrecen este servicio y mediante el cual, aquellas personas que así lo deseen, pueden ponerse en contacto directo con el profesional que elijan. Sitios web como Siquia o We-doctor son dos plataformas ejemplo de ello y donde, además de contratar mis servicios, pueden encontrar a muchos otros profesionales dispuestos a ayudar a quienes soliciten orientación.

3. Debido a que usted ha trabajado también en terapias presenciales, ¿qué diferencias ha notado entre la psicoterapia online de aquella que se lleva a cabo de manera presencial en una misma oficina?

Realmente las diferencias a la hora de trabajar entre una modalidad y otra es la confianza, o más bien la desconfianza que genera aun la modalidad online. A pesar de que cada vez hacemos más cosas a través de internet, buscar en la red a un profesional que te ayude a re-orientarte tras un momento complicado es un paso que todavía no nos atrevemos a dar con firmeza.

Por otro lado, no hay que olvidar que existen ciertos sectores de la población, como son los menores y las personas mayores, que quizás tengan más problemas de distracción y/o accesibilidad a este tipo de terapia.

Evidentemente, el hecho de que la relación se produzca a través de internet puede acarrear dificultades de tipo técnico que quizás distorsionen en algunas ocasiones el perfecto desarrollo de la sesión, pero esto ocurre también en las sesiones presenciales en las que, por ejemplo, una llamada de teléfono o la interrupción de un compañero de trabajo puede hacernos perder unos minutos o segundos de consulta.

4. ¿Qué es lo que le parece más relevante de la psicoterapia a distancia?

La comodidad e inmediatez. A través de este tipo de terapias, puedes acudir a tu cita desde el mismo salón de casa con la seguridad que proporciona sentirte en un espacio de confianza. Aunque en los comienzos puedan darse algunas resistencias por el hecho que comentábamos de estar en una sesión online, cuando se establece una buena química con el terapeuta todo se hace incluso más fácil (en ocasiones) que en las sesiones presenciales. Además, hay muchos ejercicios de los que podemos recomendar que gracias a encontrarnos en un medio digital son mucho más fáciles compartir y almacenar para el óptimo progreso del paciente/cliente.

5. ¿Aproximadamente cuánto dura una sesión de psicoterapia online?

Al igual que ocurre con las sesiones presenciales, la duración de una sesión online vendrá fijada por el profesional responsable de la misma. Podemos encontrarnos con psicólogos y psicólogas que realizan sesiones de 45 minutos, otros de 50 y otros de 60 (siempre que hablemos de sesiones individualizadas). En el caso de la Psicología Online igualmente podremos encontrarnos con sesiones de diferente duración. Personalmente suelo realizar una primera sesión gratuita de 30 minutos para el intercambio de información que tanto el cliente/paciente como yo entendamos como necesaria y a partir de ahí, si optamos por empezar con una intervención, serán de 50-60 minutos.

6. ¿Bajo qué circunstancias usted recomendaría que la terapia se lleve a cabo de manera remota?

Como todo, la Psicología Online también tiene sus límites, resulta evidente y negarlo una irresponsabilidad. Pero lo cierto es que es una modalidad bastante cómoda y efectiva para aquellas personas que por falta de tiempo o por miedo a lo desconocido (si nunca ha estado en terapia), no dan el paso de acudir a una sesión presencial. Me parece un buen modo de, al menos, entrar en contacto con la Psicología y en sus múltiples formas de ayudarnos. También le facilita mucho las cosas a todas aquellas personas que por diferentes circunstancias han tenido que irse de su país de origen y ahora residen en culturas diferentes, con idiomas que a lo mejor no dominan al nivel de poder transmitir a un profesional lo que les preocupa.

7. ¿Qué le parece importante que un cliente/paciente sepa antes de comenzar con una terapia online?

En primer lugar, y sin hacer distinción entre la terapia presencial y la online, lo más importante a tener en cuenta es que no debemos tener ni miedo ni vergüenza porque necesitemos la ayuda de un profesional. Desafortunadamente todavía existe una enorme estigmatización de los problemas de salud mental. Tenemos tan arraigada la idea de que al Psicólogo solo acudiremos en casos extremos (a veces, en el mejor de los casos) que en muchas ocasiones cuando llegamos a él y debido a la cronicidad del problema, es muy difícil obtener resultados. La salud mental y la física van de la mano y cuanto antes entendamos esto antes nos convertiremos en los verdaderos responsables de nuestras vidas.

Por otro lado, sólo me queda animar a todo aquel que está pensando en probar qué tal funciona esto de la Psicología Online a que lo haga, que dé un paso adelante en solucionar aquello que le produce malestar y, sobre todo, que antes de contratar los servicios de algún profesional bajo cualquier modalidad, compruebe que realmente se encuentra ante un/a psicólogo/a formado/a.


Silvia Muñoz, además de escribir en Psiconetwork, mantiene un blog propio: https://just-psy.blogspot.com. La pueden ubicar en Siquia: http://www.siquia.com/psicologos/silvia-munoz-morales y en We-doctor. También se pueden contactar directamente con ella en: psicologasilviamm@gmail.com