Continuamos con el artículo sobre el modelo psicoterapéutico de Virginia Satir publicado la semana pasada (https://psiconetwork.com/modelo-humanista-de-virginia-satir-parte-i/). Se recomienda leer la primera parte de este interesante artículo.


Los Patrones de Comunicación

1.-Comunicación funcional. Esta condición se alcanza cuando:

  • El interlocutor declara o solicita algo de manera clara y directa.
  • Cuando la retroalimentación es posible.
  • La intención y el resultado de la comunicación concuerdan (o se recurre a la aclaración).

2.- Comunicación disfuncional. Se detecta típicamente al advertir que es:

  • Indirecta, poco clara y rara vez aclarada.
  • Comentarios incompletos, distorsionados o generalizados inadecuadamente.
  • Al nombrar aspectos activos, se representan por palabras estáticas (Soy depresivo vs. Estar deprimido).
  • En el proceso complejo-equivalencia, un individuo equipara una parte de la conducta de otro con una comunicación total y luego la caracteriza como su propia experiencia interior.

Dado que la forma en que se comunica la familia es un reflejo de la autoestima de los miembros, las disfunciones son debido al temor a exponer sus aspectos vulnerables y a la pérdida del amor.

Reglas Familiares

Abarcan todas las conductas que los miembros de la familia consideran que deben o no manifestarse en condiciones determinadas y pueden ser abiertamente o de manera encubierta.

Al considerar las reglas familiares detectar si son Humanamente posibles, si son relevantes, si están actualizadas, ¿Cuáles rigen las diferencias?,  ¿Como se rige la información?, ¿Como se permiten expresar sobre lo que sienten, Observan o se escuchan?

Reglas limitantes como:

  • Evitar hablar de sucesos dolorosos del pasado.
  • Mostrar siempre felicidad.
  • Considerar las diferencias individuales como:
    • Inaceptables o
    • Como fuente de problemas.
    • Fingir que no existen.

Reglas en cuanto a la información con modalidades como:

  • Solo los padres se comunican lo importante.
  • Compartir en forma distorsionada, incompleta o mal interpretada.
  • No se permiten las preguntas.
  • Expresar solo emociones positivas.
  • Las expresiones afectivas son mal vistas.

Reglas Saludables:

  • El cambio es bien recibido, si es negativo, ya se superará.
  • Valoración de las diferencias y la individualidad tan bien como a la pertenencia.
  • Expresión libre de las objeciones propias.
  • La expresión de sentimientos, observar y escuchar.

El Terapeuta, puede ayudar a la familia cuando:

  • Las reglas son poco claras y se malinterpretan.
  • Desarrollar habilidades de comunicación.
  • Hacerles conscientes de sus dificultades.
  • Hacerles practicar nuevas formas de comunicación.
  • Detectar reglas obsoletas, injustas, inadecuadas o confusas.
  • Proteger las reglas que cobijen la autoestima de los miembros.
  • Replanteamiento de reglas que mejoren la comunicación y la autoestima en la familia.

El enfoque terapéutico de Virginia Satir o proceso de validación humana es el resultado de las teorías de Virginia sobre el proceso de cambio.

Primera suposición. Se basa en una fe arraigada en que la gente está capacitada para crecer y cambiar, y es capaz de toda clase de transformación. ==> En consecuencia la comunicación disfuncional y reglas de familia entorpecen la libertad de crecimiento de uno o más de sus miembros. Estas reglas proceden de la forma en como los progenitores tratan de preservar su autoestima, también proporciona el contexto dentro del cual crecen los hijos y desarrollan su autoestima.

Segunda Suposición. Todos los seres humanos poseen los recursos que necesitan para florecer. El proceso terapéutico consiste solo en ayudar a las personas a tener acceso y aprender a utilizar sus recursos, lo que les brinda nuevas habilidades para enfrentar diversas situaciones. ==> El síntoma es una explicación de la forma en que la persona resuelve sus conflictos en ese momento

Tercer Suposición. La familia es un sistema donde todo y todos reciben influencias, influyen en todo y todos los demás. ==> Así cualquier situación es resultado de diversos estímulos y múltiples efectos, lo que a su vez significa que la culpa no es de un solo individuo.

Cuarta Suposición. La persona y las concepciones de terapeuta son los elementos más importantes a su disposición. ==> Con el fin de ayudar a que la gente cambie el terapeuta debe creer que los seres humanos tienen la capacidad para crecer y cambiar, que poseen en sí los recursos que necesitan y que los problemas son multicausales. También debe modelar la congruencia de los miembros de la familia.

LOS OBJETIVOS DE LA TERAPIA FAMILIAR SEGÚN VIRGINIA SATIR SON:
  • Enfoque en lo positivo, actitud de esperanza. Enfatizando lo positivo en la terapia a fin de despertar esperanzas, capacitar a la familia ayudándola a reactivar antiguos sueños o desarrollar nuevos. Esta visión contrasta con el enfoque negativo centrado en el problema mismo, el cual genera posibles emociones depresivas y desesperanzadoras para la familia.
  • Desarrollo de habilidades de resolución. Fortaleciendo las habilidades de enfrentamiento y resolución de los miembros de la familia como individuos, mediante la enseñanza de nuevos métodos para manejar, enfrentar y resolver problemas. Enfatizando los procesos de solución más que en los problemas mismos. En terapia no se busca resolver situaciones, sino ayudar a la familia a encontrar formas de resolver situaciones para que pueda decidir aquello que se acomode mejor a sus condiciones.
  • Capacidad de toma de decisiones. Crear conciencia en la familia que acude a terapia de que tiene la capacidad de tomar decisiones. Consecuentemente, esto contribuye a aumentar su capacidad para sentirse competente y capaz de resolver problemas.
  • Enfoque hacia la salud. Ante la disfunción del sistema y la aparición de síntomas, se busca enfatizar el desarrollo y la liberación de la salud en todos los niveles, es decir desarrollar la salud en vez de eliminar los síntomas; cuando esto se da, el síntoma ya no es necesario y desaparece por falta de uso.

Para Virginia Satir, la familia funcional, la cual llama ella “nutridora”, se caracteriza por:

  • Escucharse unos a otros hablando claro.
  • Se aceptan las diferencias, los desacuerdos y los errores de cada uno, con juicio crítico.
  • Se acepta la individualidad fructífera.
  • Se promueve la madurez.
  • Todos se miran a la cara cuando hablan.
  • Hay armonía en las relaciones.
  • Se demuestran y manifiestan mucho contacto físico entre unos y otros.
  • Se hacen planes juntos y todos disfrutan el compartir.
  • Todos son honestos y sinceros entre ellos.