¿Sabemos realmente qué es un Trastorno Mental Grave?, ¿cómo puede tratarse?, ¿como familiar puedo detectar algún síntoma? En este post se intentará dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre este tema.

1. ¿Qué es un Trastorno Mental Grave (TMG)?

Según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos (NIMH), el concepto de Trastorno Mental Grave hace referencia a «aquellas alteraciones mentales que cursan con un grado variable de discapacidad y disfunción social, tienen una duración prolongada y han de ser atendidas por recursos de la red de atención psiquiátrica y social«. Dentro de este grupo tan amplio, podemos encontrar diversos diagnósticos que van desde la esquizofrenia o el trastorno bipolar hasta los trastornos de personalidad. Lo que todos ellos tienen en común es que:

  • Suelen aparecer al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta, aunque pueden darse en cualquier momento del ciclo vital.
  • Son enfermedades crónicas cuyos síntomas pueden mejorar con el tratamiento adecuado.
  • Afectan a las personas que las padecen en todas las áreas de su vida.
2. Mitos y realidades sobre el TMG
MitosRealidad
Suelen ser personas violentasEs cierto que aquellos que no están tomando medicación tienen una probabilidad 6 veces mayor de cometer actos violentos pero en su mayoría son actos contra ellos mismos más que contra otros. Aquellos que toman el tratamiento prescrito son más retraídos, temerosos y pasivos y según varios estudios el índice de delitos es menor que en la población general.
Son personas perezosas y vagasEn la mayoría de los casos la falta de energía es un síntoma de la enfermedad o efecto secundario de algún tratamiento por lo que no se ha de confundir con una característica de la personalidad del enfermo.
No se recuperan nuncaLa recuperación se refiere al proceso por el que una persona desarrolla la capacidad de vivir, trabajar, aprender y participar en la comunidad. La mayoría de gente con enfermedades mentales puede mejorar hasta alcanzar altos niveles de autonomía.
Son menos inteligentesNo se debe confundir las alteraciones de pensamiento, humor y comportamiento con discapacidad intelectual. La inteligencia no se ve afectada por la enfermedad.

3. ¿Cómo pueden ayudar la rehabilitación psicosocial y la psicoterapia?
  • Rehabilitación psicosocial: está focalizada en la recuperación de las aptitudes, capacidades y habilidades sociales mediante técnicas de terapia ocupacional, técnicas de afrontamiento del estrés, reestructuración cognitiva, etc. Es una rehabilitación compleja e individualizada cuya finalidad es mantener los síntomas estables, mejorar el funcionamiento psicosocial y alcanzar un mayor nivel de autonomía.
  • Psicoterapia: puede ser tanto a nivel individual como grupal y/o familiar. Puede ayudar a tomar conciencia de enfermedad. El objetivo principal es hacer comprender y ayudar al paciente a convivir con la enfermedad y enfrentarse a eventuales crisis que pueda tener. En definitiva, dar herramientas para saber cómo utilizar los recursos psicológicos propios y ajenos (amigos, compañeros, familia…) para lograr el mayor grado posible de autonomía e integración social.
4. El papel de la familia en el TMG

La familia juega un papel fundamental en la recuperación y estabilidad de los síntomas, por tanto, es importante mantener un ambiente familiar que proporcione apoyo y motivación para afrontar obligaciones y dificultades diarias. Algunas pautas que podemos seguir son:

  • Promover y fomentar los aspectos positivos de la persona con TMG y alabarle sus logros.
  • La sobreprotección dificulta la autonomía, por lo que es conveniente no mostrarse excesivamente indulgente, permisivo o condescendiente.
  • Debemos tratarles como adultos que son a pesar de sus dificultades en la toma de decisiones.
  • Establecer límites a su conducta, pero siempre intentando no tener una actitud autoritaria.
  • No identificar sus comportamientos con pereza, vagancia o ganas de fastidiar a la familia, por lo que debemos evitar recriminaciones o críticas.
5. ¿Cómo puedo detectar si alguien de mi entorno tiene un TMG?

Como ya se dijo anteriormente, el papel de la familia es crucial para la persona con TMG y uno de los momentos en los que puede ser de más ayuda es a la hora de detectar que algo no va bien. Los primeros cambios que los familiares suelen observar son:

  • Alteraciones en la manera de pensar, de ver las cosas, en el estado de ánimo, en la conducta.
  • Los cambios suceden de manera brusca, de un modo agudo, en pocas horas; o bien, de un modo lento, poco a poco, en semanas o meses.
  • Se observa también que la persona va perdiendo la alegría, se muestra más irritable o excesivamente eufórica.
  • Se va produciendo un deterioro de la vida social: va perdiendo amigos, tiene problemas en el trabajo o en los estudios.
  • Se ven cambios de rutinas, le cuesta dormir o duerme a deshoras…

Si bien es cierto que ninguno de estos signos es definitorio de un TMG, hay que tener en cuenta que si se observan con bastante frecuencia se debe consultar a un especialista en salud mental.