Una de las actividades, probablemente, menos conocidas de aquellas que desempeñan psicólogos y psicólogas es la que éstos y éstas realizan en el ámbito penitenciario, por ello nos parece muy sugerente esta primera aproximación contada por el psicólogo Mario Puyó, quien trabaja en un Centro de Apoyo para la Integración Social (C.A.I.S.), una institución dependiente de Gendarmería de Chile. A continuación, les dejamos con esta interesante entrevista.

1.- Antes de conversar sobre el rol del psicólogo en la institución para la que trabajas ¿Cuál es la función de un C.A.I.S.?

En el año 2013, se crean los Centros de Apoyo para la Integración Social, C.A.I.S., luego que ese mismo año se suprimieran los Patronatos Locales de Reos. La misión de los C.A.I.S., es brindar apoyo en el proceso de reinserción social a las personas que hayan cumplido con sus condenas.

Además se realiza el control de condena a través de cumplimiento de libertad condicional. También se controla el proceso de eliminación de antecedentes penales, mediante un control voluntario que consiste en una firma mensual, el cual puede ser durante dos años, si es la primera condena, o cinco años si tienen más de una condena.

2.- En relación con tus funciones en esta instituciones ¿Con qué personas propias a la misma institución – cargos/funciones – debes habitualmente relacionarte?

Habitualmente debo relacionarme con funcionarios uniformados y con profesionales civiles. Entre esto últimos, destacan los trabajadores sociales, asistentes sociales, psicólogos entre otros, por ejemplo mi jefatura directa, la encargada del área de intervención, es una asistente social de profesión. Dentro del C.A.I.S. y Gendarmería, trabajan diversos profesionales, de todas las áreas.

3.- Como psicólogos ¿Cuáles son las principales funciones que debes realizar?

Las funciones que debo realizar en mi cargo son invitación, diagnóstico e ingreso de la población objetivo al programa. Elaborar planes técnicos de intervención psicosocial y laborales. Planificar, ejecutar y controlar los procesos de intervención psicosocial, intermediación e inserción laboral. Mantener actualizados los sistemas de registro de información del programa. Realizar trabajo en terreno, ya sea en entrevistas domiciliarias, gestión de redes o entrevistas con empresas. Participar de reuniones técnicas y de coordinación con el equipo de trabajo. Aplicar el manual de procedimientos del programa de reinserción laboral. Realizar las tareas que sean designadas por la Jefatura dentro de la Unidad.

4.- De acuerdo a lo que has visto en tu actividad ¿Por qué es necesario un profesional de la psicología en el C.A.I.S.?

Se necesita una mirada desde las ciencias sociales, ya que como psicólogo podemos ejercer aplicando conocimientos teóricos y técnicos adquiridos en nuestra formación de pregrado, aportando a la humanización, al trabajo en lenguaje técnico de los procesos que puedan explicar la conducta delictiva cometida, y específicamente a reducir el riesgo de reincidencia.

5.- Pensando en otros colegas que quizás están interesados en integrarse a una institución como la tuya ¿Cuáles son las competencias que un psicólogo/a debe tener para desempeñarse adecuadamente allí?

Creo que quien quiera trabajar en Gendarmería, debe tener capacidad de trabajar en colaboración con grupos multidisciplinarios y/o con otras áreas del Servicio u organismos externos en forma cooperativa e integrada, fomentando el apoyo de los demás, para el logro de los objetivos institucionales comunes. También debe demostrar una adecuada capacidad para determinar de forma eficaz, etapas, metas y prioridades para la consecución de objetivos, a través del desarrollo de planes de intervención, incluyendo los recursos necesarios y los sistemas de control. Habilidad para recibir información transmitiendo de forma clara, concisa y eficaz un mensaje facilitando la comprensión de lo que se desea comunicar y haciéndolo de un modo apropiado, teniendo en cuenta la población con la que se trabaja. Junto con ello se debe tener capacidad de alcanzar los estándares definidos en la aplicación de conocimientos técnicos y profesionales en las áreas relacionadas con el cargo.

6.- ¿Qué elementos propiamente psicológicos deben desarrollarse o utilizarse en el desempeño de tus funciones allí?

El desarrollo de los Programas que se ejecutan en el CAIS, y la puesta en desarrollo de los planes intervención buscan y se orientan a modificar aquellos factores de riesgo asociados a la reincidencia, o desde el modelo RNR, denominados como necesidades criminógenas, ya que se consideran que estos están íntimamente relacionados con las acciones delictivas. A través de esta ejecución se busca desarrollar, orientar, fortalecer conductas prosociales, desarrollar un pensamiento crítico respecto de sí mismo y su entorno, elaborar talleres o sesiones para reducir el descontrol de impulsos, aumentar el manejo de la ira, regular las emociones entre otras. Para ello es necesario manejar adecuadamente técnicas y las teorías que se encuentran a la base de ellas. En ocasiones de deben realizar informes psicológico y educacionales, para determinar ciertas características cognitivas, aplicación de pruebas psicológicas, elaboración de informes.

7.- ¿Qué cosas te parecen importantes dar a conocer respecto del quehacer de un psicólogo en el C.A.I.S.?

Se realiza una gran labor allí. Habitualmente el trabajo con las personas que estuvieron privadas de libertad, que tienen antecedentes o que cometieron un delito se encuentran invisibilizadas frente a la sociedad. Muchas veces cuando escuchamos que alguien comete un delito, nos olvidamos, o simplemente no reconocemos que detrás de ellos existen un sin número de situaciones que han vivido y que han influido en su momento actual. A mi entender, en este lugar, en el proceso de intervención que realizamos, vuelven a ser personas, a ser reconocidos como sujetos que se merecen un espacio dentro de este mundo, sin embargo, buena parte de sus experiencias post penitenciarias, son discriminatorias, precarias, difíciles por decirlo menos. por lo tanto es aún más intrincado el trabajo realizado, es un desafío constante. Este espacio es visto como “La Gendarmería buena”, donde reciben un trato digno, desprejuiciado y orientado a fortalecer sus herramientas, elevando su motivación para conseguir objetivos prosociales. En el CAIS mismo la atención está orientada al fortalecer la inserción.