Esta semana tenemos el agrado de exhibir una entrevista con la psicóloga clínica chilena Laura de Solminihac, quien es especialista en Psicoterapia Breve y Relaciones Tóxicas. En función de su expertiz, ella nos habla sobre las relaciones de pareja tóxicas explicándonos cómo reconocerlas y, asimismo, nos plantea cómo abordarlas y nos cuenta también de cuándo deberíamos pedir ayuda al respecto. Les dejamos con esta interesante entrevista.

1.- De manera general ¿cómo son las relaciones tóxicas?

Corresponden a  interacciones que van dañando la autoestima, muchas veces sin que la persona se dé cuenta. Se producen por patrones repetitivos de conducta aprendidos en la infancia, por lo que son considerados “normales” o esperables por los protagonistas, sin siquiera cuestionarlos. Este daño que puede iniciarse como una molestia o un hecho aislado sin importancia (un empujón o una palabra ofensiva, por ejemplo) irán aumentando en la medida que sean aceptados dentro de la relación. Las personas emocionalmente sanas tienden a terminar relaciones ante las primeras señales de daños.

2.- Siguiendo dentro del ámbito de la pregunta anterior ¿cómo podemos reconocer que estamos viviendo una relación tóxica?

Este es un punto muy delicado, relacionado con la pregunta anterior, la tolerancia al maltrato físico y/o psicológico, depende de la historia de vida de cada persona. Es tóxico todo lo que produzca malestar, ocasional o permanente, aunque la persona afectada no pueda explicarse el por qué. Es importante recordar que cada uno tiene distintas

sensibilidades, lo que influye en la afinidad que tengamos con ciertas personas y no con otras, y que las relaciones tóxicas se pueden dar entre parientes, colegas, amistades y parejas. La diferencia está en cómo afectan a la persona según el nivel de importancia y grado de interacción que se tenga.

Ante esta falta de supuesta evidencia racional, recomiendo que la persona afectada converse el tema con gente de su confianza para que puedan darle otra perspectiva validando su malestar.

3.- De acuerdo a su visión ¿cómo llega a configurarse o a producirse una relación tóxica?  ¿Hay algunas características personales o en la biografía de las personas que hace que se embarquen en relaciones complejas?

Se configura dejando pasar por alto el maltrato y se mantiene por el círculo vicioso entre personas que vieron interacciones dañinas en su infancia, y que han asumido que el amor implica sacrificio y dolor, mal entendiéndolo. Por ejemplo, compadecerse y cuidar del otro en la enfermedad, que es un hecho involuntario (no estamos hablando de una adicción que destruya la relación) podría tomarse como un sacrificio, pero que en ningún caso tiene como propósito dañar al otro.

4.- ¿Hay algunos signos que indiquen que es deseable asistir donde un especialista, es decir, cómo me puedo dar cuenta que, por ejemplo, yo y/o mi pareja debemos asistir a consulta?

Lo primero es lograr conectarse con el malestar, validarlo y tener claro qué comportamientos son dañinos y qué en su reiteración pueden pasar a tóxicos. Algunos ejemplos son: no reconocer logros del otro, palabras o actitudes peyorativas (decir “tontita”, resoplar o mirar hacia arriba mientras se comunican, etc), tardar todo el día en contestar mensajes si es que pudo hacerlo antes, llegar tarde en reiteradas ocasiones, no cumplir promesas, hacerte sentir que eres menos importante que el otro, que decidan por ti sin preguntarte, que te digan cómo vestirte, que te critiquen y cuestionen constantemente, faltas de respeto, que te pidan dinero prestado y no te lo devuelvan, que te hagan sentir que no te escuchan pese a decirte lo contrario, que te hablen mal de las personas que son importantes para ti, no respetar tu decisión de usar preservativo, tener relaciones sexuales poco satisfactorias por falta de consideración y atenciones, gritos, insultos, golpes, homicidio, etc.

No hay una escala para medir este daño, por eso es importante que confíes en tu propio criterio y malestar.

5.- ¿La psicoterapia que practica es individual y grupal?

Realizo talleres grupales para tratar una problemática especifica, relaciones tóxicas entre ellas, dado que el compartir experiencias comunes en grupo abre, normaliza, alivia, contiene, esperanza y sana más rápido a los participantes. Paralelo a los talleres hago psicoterapia individual con el fin profundizar los aspectos vistos en el taller y promover un cambio favorable según las características personales, diseñando un plan de acción específico.

6.- ¿Bajo qué circunstancias – dentro del escenario de estas relaciones tóxicas – recomienda asistir a psicoterapia individual y/o grupal?

Cuando la persona tiene dudas respecto a estar en una relación tóxica o no, recomiendo asistir a los talleres para adquirir información y así tomar consciencia del daño que se está viviendo.

Si la persona ya tomó consciencia, recomiendo empezar por terapia individual y complementar con talleres para agilizar su proceso de sanación.

7.- ¿Qué se debe tener en mente sobre lo que se puede obtener a través de una psicoterapia relacionada con relaciones tóxicas?

Esta pregunta es muy importante. Lo primero es lograr conocerse a uno mismo con un criterio realista, con sus propias virtudes y debilidades, reconocer su propia historia y comprender cómo esta ha moldeado las creencias personales y su comportamiento actual como consecuencia. Desde esta base es necesario decidir con honestidad qué tipo de relaciones se quieren construir y trabajar en eso, cuestionando creencias y modificando conductas, en la medida de que sea una posibilidad real para el paciente. Sanar no es alcanzar los parámetros que creemos ideales socialmente, sanar es estar en paz con uno mismo, sin autoinfringirse daño ni dañar a los demás.

8.- ¿Cuánto tiempo tiende a durar una psicoterapia relacionada con la vivencia de relaciones tóxicas?

La respuesta es un ambiguo “depende”. Me especializo en Psicoterapia Breve que consiste en promover el cambio enfocándose en objetivos medibles y alcanzables, mediante un plan de acción diseñado específicamente para cada paciente según sus características personales. Esto implica psicoterapia individual y tareas para reflexionar e instaurar nuevas conductas  entre sesiones. Este tipo de terapia, generalmente tiene una duración de 8 a 20 sesiones, dependiendo del nivel de consciencia que tenga la persona sobre su problema y de los recursos emocionales que posea.

Hay muchos tipos de terapia, algunos tratamientos pueden durar años. Ninguna es mejor que la otra, eso dependerá de lo efectiva que resulte para cada paciente, recordando que todos somos distintos.

 9.- Finalmente, como especialista ¿tiene algunas recomendaciones para que evitemos vincularnos en relaciones tóxicas?

Vinculado con una respuesta anterior, lo primero es tomar consciencia de que se está en una relación tóxica, fortaleciendo aspectos fundamentales como el autoconocimiento, la autoaceptación, el criterio realista, la autoestima y la autocompasión. Recordar también que no todas las personas somos compatibles en cuanto a nuestros valores, creencias y conductas, y que muchas veces lo más sano es tomar caminos separados, con respeto y sin imponer ni esperar que el otro cambie o se parezca a nosotros.

A Laura de Solminihac la pueden ubicar en su email: ps.lauradesolminihac@gmail.com; ; en su perfil de Facebook y en su perfil de Instagram. Laura atiende en Av. Las Condes 12.461 of 704, Las Condes, Santiago, Chile.