En el escenario de esta nueva sección de entrevistas hemos tenido el gusto de conversar – de manera escrita – con el psicólogo Hans Pier Jara Iglesias, profesional de dilatada experiencia, quien es fundador y actual director del Centro Latino de Terapia Breve Centrada en Soluciones en Trujillo, Perú. En esta oportunidad, Hans nos cuenta de qué se trata la Terapia Centrada en Soluciones.

1. ¿En términos generales, de qué se trata la terapia breve centrada en soluciones?

Ahora que intento responder esta pregunta, pienso en cómo la responderían Insoo (Insoo Kim Berg) o Steve (Steve de Shazer). Pensando en las palabras “términos generales”; quizá me animaría a decir que es un encuentro en donde creamos un espacio para que la experticie de las personas, en sus formas de vivir, cuente con las condiciones útiles que les permitan hallar sus mejores habilidades para diseñar un futuro, donde los problemas ya no ocurren y así podamos construir en el tiempo más breve posible una solución, que sea coherente con la vida que anhelan vivir.

Me gusta mucho pensar también en ese encuentro en donde nos colocamos hombro a hombro, porque estamos forjando un proyecto común. Ya no es sólo, lo que la persona desea lograr, sino lo que ahora deseamos lograr. En donde las personas que laboramos bajo los principios centrados en soluciones nos asemejamos de alguna forma a la persona encargada de la dirección de luces en el teatro, donde nos preocupamos de colocar la luz principal en el/la protagonista – la persona, la pareja, la familia, la comunidad, la escuela, la empresa – y sus historias de éxito. También me hace sentido cuando pienso que somos una especie de profesional en arqueología y nos acercamos con cuidado en curiosear, con respeto por la historia que da soporte a la vida de la persona y así nos permitimos “descubrir” los tesoros con los que cuenta o cuentan en su vida. Y la respuesta que más me gusta de Insoo es que, es ese espacio en donde hay lugar para poder crear esperanza; pensando en Steve, es “la cosa esa”. Al final creo que no lo dije en “términos generales” (jejejeje).

2. ¿Cuáles son los elementos diferenciadores que tiene respecto de otras maneras de hacer terapia?

Me gusta pensar que en sí misma es diferente. Empezando por el hecho que desde su nacimiento es una “terapia”, “enfoque” o “práctica” basada en la evidencia, es la práctica hecha teoría; el equipo de Milwaukee, desde su gestación, mostró principal interés en atender ¿qué es lo que mejor funciona? del trabajo que hacían, no existía una preocupación por ser mejor que, sino descubrir lo que era útil. Y para mantener esa línea contracultural, otro elemento que le permite tener su estilo, es la invitación de prestar atención a las habilidades y lo que ya funciona en la vida de las personas, en otras palabras apartarse de la cultura del déficit, para crear una cultura de confianza y aprecio por lo mejor que tienen por ofrecer las personas, mirándolas como fuentes inagotables de potencial y con la capacidad de crear mejores formas de vivir. Otra idea o elemento es que somos una especie de co-piloto (la figura del terapeuta); no decimos cómo vivir, ni a dónde ir; porque la persona es la experta para mejor vivir su vida, (poseedora de) una especie de confianza radical, un concepto en el que estoy trabajando.

3. ¿Cuáles son los elementos que te parecen más relevantes y útiles de este enfoque psicoterapéutico?

Al poco tiempo de terminar la carrera de psicología, escuché de alguien cercano, la siguiente afirmación: “los psicólogos son una especie de basurero, donde la gente va a colocar lo que ya no le sirve, todo lo que hace mal”. La verdad me sentí sorprendido, yo ya practicaba la TBCS (Terapia Breve Centrada en Soluciones), y sentí entonces que no era lo que yo hacía. Desde entonces diría que ésta es una de las cosas más útiles y relevantes del trabajo centrado en soluciones, libra a la persona que escucha de sentirse un “basurero”, y algo más, de ser quien tiene la razón; porque las personas son expertas en vivir la vida que están construyendo. Esto nos protege y nos permite ser más útiles.

Lo otro diría es cómo nos vinculamos desde el lenguaje para crear relaciones que permitan generar la cooperación, es como aprender un nuevo idioma, entonces la persona (paciente, cliente) al notar nuestro esfuerzo por aprender “su idioma”, se encuentra más dispuesta a cooperar y en conjunto ir a por la construcción de soluciones.

Por otro lado también diría que el “trípode filosófico”: Si no está roto, no lo arregles. Si no funciona, busca hacer algo diferente. Si funciona, haga más de eso. De pronto parece una invitación sencilla y obvia, quizá lo es, más allá de ello, convertirla en eso, en filosofía es lo que la hace primero, desafiante y luego tan útil. Recordemos, es un estilo de vida, no sólo una forma de hacer nuestro trabajo.

Otra cosa más, de hecho hay más, es la mirada prospectiva; esa que suele empezar con preguntas del tipo: “¿qué va a ser diferente cuando en lugar de lavarte las manos 25 veces, sólo lo harás 10?” Ya estamos hablando de otra cosa, ya el problema se empezó a reconstruir para así co-construir aquello que llamaremos, la solución.

4. Desde tu perspectiva, qué tipo de afecciones o conflictos son aquellos que pueden tratarse efectivamente a través de esta clase de terapia?

Es curiosa la pregunta, me invita a recordar algo que pasó hace unos cuatro años, estaba dictando una formación en TBCS; cuando era momento de una pausa, me llegó un mensaje al WhatsApp, era de mi esposa, ella estaba estudiando su doctorado en psicología, y decía algo así: “aquí acaban de decir que la terapia breve centrada en soluciones no sirve para tratar problemas serios (quizá dijo, trastornos serios), tú ¿qué opinas?”.

La verdad es que cuando leí ese mensaje me sonreí, primero por la inquietud de ella, la notaba inquieta y hasta me atrevería a decir que desafiada; segundo porque comprendía que lo que se decía en aquella aula de doctorado, estaba dicho desde el desconocer de la práctica de la TBCS y que a su vez, era cierto.

Quizá quienes lean ahora se sorprendan un poco, debido a la afirmación que era cierto, y lo sigo sosteniendo, es cierto, y tal como le respondí a mi esposa: “es cierto la Terapia Breve Centrada en Soluciones o Práctica Centrada en Soluciones, como ahora estamos intentando llamarla en algunos espacios, NO SIRVE, para tratar trastornos graves o problemas graves; y es por una ‘sencilla’ razón, no vemos a las personas con problemas graves o trastornos graves; las vemos cómo personas que seguro tienen alguna queja, pero más allá de eso, personas que desean algo en su vida y que desean una vida distinta, una vida preferida. Entonces nuestro trabajo es acompañarlas a alcanzar eso”.

Puede que parezca una respuesta retórica la antes mencionada, pero no, responde a los principios con los que trabajamos en la TBCS y su soporte epistemológico, y por si eso aún no es suficiente, comparto alguno de los muchos links que dan cuenta del amplio trabajo de investigación que muestran la efectividad del trabajo centrado en solucione; recordando que se viene aplicando a diversos contextos a parte del clínico; el educativo, del trabajo social, el organizacional, comunitario, el coaching y muchos otros contextos.

Los links: https://solutionfocused.net/research/, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27757976, http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/1049731512470859

Finalmente diría, no trabajamos con afecciones o conflictos, trabajamos desde los recursos, talentos y fortalezas de las personas; para realizar un trabajo conjunto en pos de alcanzar ese futuro preferido que tanto anhelan.

5. ¿Qué cosas piensas que es importante que las personas, el público en general, debe saber respecto de este tipo de enfoque y por qué – o frente a qué circunstancias – debiera elegirlo?

Me gustaría que las personas en general, sepan que quiénes nos hemos tomado en serio el trabajo desde las ideas de la TBCS, la tenemos como un estilo de vida, que va más allá de la mera técnica, es nuestro desafío, vivir con estas ideas en la cotidianidad.

Que sepan entonces que se van a encontrar con personas que confiamos en sus talentos, ya sea cuando van a nuestro espacio para conversar, cuando van a nuestros centros a estudiar y aprender la TBCS o nos encontramos en la vida en general.

Que van a ser miradas siempre como personas y no como entes con rasgos que las hacen normales o anormales, nos encanta saber que cada quien tiene una forma muy particular de ir siendo.

Que valoramos sus esfuerzos en la vida y la mejor forma de honrar aquello es cooperando, si así lo desean, en construir soluciones y vidas más preferidas.

Que siempre estamos en disposición de escuchar su voz, lo que conocen y les funciona para vivir.

Que no es necesario tener un problema para acercarse a conversar con alguien que trabaja desde la TBCS, y que si hay un problema, nos vamos a montar en la hermosa aventura de construir soluciones.


Pueden contactarse con Hans a través de su perfil de Facebook: https://www.facebook.com/hansolucionespsicoterapia/

Por otro lado, para aquellos interesados en saber más del Centro Latino de Terapia Breve Centrada en Soluciones, pueden seguirlo en: https://www.facebook.com/TerapiaBreveCentradaenSoluciones/