El término gestación subrogada, hace estrictamente referencia a que “una mujer geste y dé a luz al hijo de otros” o como afirma la investigadora social Beatriz San Román, «La práctica, si la definimos de forma neutra, supone llevar a término un embarazo para terceras personas”

…. Pero… ¿quién se aviene a exponer su cuerpo a una práctica tan larga, peligrosa en muchos sentidos, donde intervienen factores de tipo legal, bioético, moral, psicológico, sociológico o filosófico-existenciales entre otros? Se trata, ciertamente, de un dilema ético muy complejo con múltiples aristas e intereses.

¿QUIÉN? ¿QUIÉNES?

Hay casos de mujeres que, indudablemente, aceptan una gestación en su propio cuerpo porque quieren ayudar a otra mujer, normalmente hacia un familiar que desea tener un bebé o más de uno, y que altruistamente lo hacen, PERO EN GENERAL, la inmensa mayoría de mujeres que aceptan llevar a cabo este tipo de prácticas son mujeres con escasa formación y bajos recursos socio-económicos.

¿Y quiénes son este rango de mujeres? Las MUJERES INMIGRANTES (si éstas están en un país más desarrollado que el suyo de origen por decirlo de alguna manera) o bien, MUJERES POBRES en países donde la pobreza es la normalidad cotidiana, y que son el objetivo perfecto del ahora llamado TURISMO REPRODUCTIVO INTERNACIONAL.

IMPLICACIONES

Al margen de cómo queramos llamar a este hecho; gestación subrogada, vientres de alquiler, de si le queremos dar una forma legal en el sentido de abolición o regularización, o de si puede ser una práctica altruista o no, lo cierto es que un alto porcentaje de mujeres que aceptan llevar a cabo este proceso, y quienes lo demandan (personas o parejas que no pueden tener hijos por ellos mismos, personas que por sus tendencias sexuales no quieren o no pueden, otras mujeres que no quieren embarazarse y quiere que lo haga otra mujer en su lugar, etc.) hay una TRANSACCIÓN ECONÓMICA, bien a través de agencias internacionales y en última instancia con la mujer gestante que percibirá una cantidad de DINERO

En este sentido los llamados VIENTRES DE ALQUILER, es uno de los mejores ejemplos que se pueden encontrar a estas alturas del siglo XXI en materia de GLOBALIZACIÓN-ECONOMÍA-POBREZA-MUJER. También es un gran ejemplo de que la palabra ALTRUISMO es un gran EUFEMISMO que no debiera dar lugar en esta realidad.

POBREZA Y MARGINACIÓN

La activista Gemma Bravo señala que «Los vientres de alquiler nada tienen que ver con la libertad o el altruismo, sino con la pobreza y la marginación“ y añadiría que es muy difícil no posicionarse ante semejante fenómeno cada vez más en auge en todo el planeta, así que al eje GLOBALIZACIÓN-ECONOMÍA-POBREZA-MUJER-NO ALTRUÍSMO- podría sumársele el de NO OBJETIVIDAD, por parte ni de la opinión pública, ni de los gobiernos que regulan o pretenden regular estas prácticas, ni de la comunidad internacional de DDHH, ni del ciudadano de a pie, independientemente de su estatus socio económico, su cultura, su género, sus ideales políticos, etc.

Esta cuestión es otra de las pocas que, aunque relativa en sus posiciones, es imposible que pase desapercibida para la mayoría de las mentes humanas.

A esta cuestión podríamos plantearnos la premisa renacentista de si “El fin justifica los medios” o no.

  Bibliografía y recursos consultados

  • Noriega, D. (6 de agosto, 2019). El debate comienza con el nombre: ¿vientres de alquiler, gestación subrogada o por sustitución?
  • Puleo, A. (2017). “Nuevas formas de desigualdad en un mundo globalizado. El alquiler de úteros como extractivismo”. A: Revista Europea de Derechos Fundamentales, 29, pp. 165-184
  • https://nosomosvasijas.eu/
  • https://stopvientresdealquiler.wordpress.com/
  • https://www.eshre.eu/
  • https://grupsderecerca.uab.cat/afin/content/beatriz-san-roman
  • https://www.publico.es/sociedad/entrevista-gemma-bravo-vientres-alquiler-ver-libertad-altruismo-pobreza-marginacion.html
  • https://diario16.com/gestacion-subrogada-la-legalizacion-del-modelo-liberal-de-la-trata-de-seres-humanos/
  • https://www.serpadres.es/antes-del-embarazo/quedar-embarazada/articulo/gestacion-subrogada-o-vientre-de-alquiler-situacion-en-espana-191441790610